lunes, 9 de septiembre de 2013

decisiones

tucacas-morrocoy





Decido compartir mi aliento sereno con el vaivén de tus caricias sonoras de fusas en concierto.

Decido sonreír a pesar de los pesares, de los charcos de viruta que asoman las tormentas del desierto visionario.

Decido abrirte el pestillo de dos vueltas, corretear por el patio desnuda de ambiciones y danzar en tu vientre de menta.

Decido transcribir todos los papelitos perdidos en las cornisas de la vuelta certera.

Decido albergar a los indecisos de costumbres mentirosas, para que al fin abran sus puertas.

Decido seguir creciendo entre amores de colores que aciertan solo verte pestañear a la primera.

Decido alborotar las castañas, asarlas con aserrín y dártelas de desayuno todas las madrugadas de risas.

Decido seguir en silencio virtuoso, porque acontece que ayer fue un encuentro de colibrí ligero de néctar,  en las solapas y bolsillos descosidos de verbena.

Decido verte en mis cantos de sirena, alborotar al mastranto y quedar en el resplandor de una noche eterna.

4 comentarios:

John Desde dijo...

Precioso texto que empuja a las mejores decisiones.
Un saludo titina.

titina blanco otero dijo...

Gracias John Desde, por estar. Un abrazo poeta!

Luján Fraix dijo...

Todo es cuestión de tomar la iniciativa y de no quedarse esperando...

Besos Titina y gracias por las palabras preciosas y emotivas que me dejaste en el blog por mi cumpleaños. Las valoro tanto!!! Me hacen mucho bien.

Un beso enorme querida amiga con todo mi cariño.

titina blanco otero dijo...

Gracias Luján, tambien valoro muchísimo tus palabras amiga querida, hace tanto bien que nos recuerden con cariño...Un abrazo grande!