miércoles, 10 de noviembre de 2010

Homenaje a Rimbaud

El joven Rimbaud
ahogó sus gritos
en la habitación del Hotel
Y sus versos volaron
por aquella ventana
para los rebeldes del mundo

El joven Rimbaud
enamoró las flores
y las putas.
En suspiros se unieron
voces de mujer universal.

El joven Rimbaud
tripió al hombre,
lo mancilló
Y su era está aquí
presente
entre castaños y mangos.

El joven Rimbaud
miró sus venas pasteles
el Sena iluminado
de fuegos artificiales
no durmió jamás




viernes, 5 de noviembre de 2010

Sonriendo...


Recuerdo
que siempre
dormía sonriendo.

Hubo una vez,
recuerdo
que dormía con dolor.

Mas recuerdo
que volví al espejo
y mi sonrisa apareció.

Ahora recuerdo
que siempre
duermo sonriendo
para mi.