sábado, 21 de enero de 2012

Amor de invierno profundo



Honor abrazarte
Placer de tenerte
Sentirte en mi pecho
en mi lengua, en mis entrañas 
Favorecida por los surcos
de tus pieles
transformados en aromas de invierno silvestre
 campos lejanos
muy íntimos
muy nuestros
que se escurren en las sábanas térmicas
 hierve la sangre más profunda
 misteriosa y espesa
 una vida recogida en jardines cercanos
que visitamos día y noche
pero nos hacemos los locos
reímos siempre


Esa primera instancia
de miradas que embelesan 
llenan la piel de aromas exquisitos
arde la carne sin darte cuenta
sube el rubor tan delicioso
Todo queda
en un stop de película...
que nos encanta hasta la muerte más extensa
pálida - rosa
colores de invierno que hacemos brillar
en la cama.



2 comentarios:

N.M Oliver dijo...

Hermoso, apasionado, espacios generalmente contraidos, que se expanden en amor de invierno profundo, conquistando, subyugando...

titina blanco otero dijo...

Gracias Nelly! Seguimos encontrandonos en la poesía de la vida con inviernos y veranos profundos! Un beso