domingo, 16 de octubre de 2011

Las historias...



esas que se cuelan en tu existencia gratuita.
Son tantas son muchas son demasiadas
las que me agobian
las que me hacen reír cuando aparecen de pronto
las que quiero borrar para siempre
las que quiero saborear por siempre
esas que son necesarias tenerlas
esas que son necesarias perdonar
esas que hay que enfrentar para cerrar capítulos
órdenes del pasado, ahí están!
aparecen los personajes que te hicieron escoger...
aparecen
no sabes que hacer con ellos
ahí están de nuevo... sangrando... cicatrizando...
los hueles, los sientes los escuchas de nuevo,
quieres quieres
quieres entender lo que no entendiste,
quieres mirar con resolución, con empuje, con fuerza y nostalgia
sin venganzas absurdas...
Ejercicio amoroso
ejercicio necesario, constante diario
el atleta del amor en acción
siempre ejercitando el músculo
de la mente-corazón
de la memoria
de la historia sin fin
del desacierto
del cuento inconcluso
de la idea apagada
Hay que encenderla majo
darle cabida, moldearla a tu presente
hablar sin tapujos
decirlo de frente,claro clarito, sin hacer daño...
pero...¿ cómo si me hago daño no puedo hacer daño?
¿Cómo descubro mi ser hablante ?
mi sombra escribiente, mi necesidad en esencia…

1 comentario:

Lokus® dijo...

Así se habla o, mejor, se escribe, Titina!
Besos!