sábado, 26 de noviembre de 2011

Querencias...




Es tan sabroso querer y ser querido
despertar con el calorcito de tus manos en mis senos
saborear tus besos al amanecer fresco.
Si...
allá...en la ventana al callejón de mi existencia
Con el perro del vecino que te ladra solo verte
Con las viejecillas de la Gargantilla
que se alegran de nuestra única presencia
Nos regalan cerezas para más tarde
cuando los hombres lleguen de recogerlas
Todo suave
Como la frescura de tus labios en sonrisa
Como tus ojitos mirándome después de hacer el amor
Como tus manos recorriendo mis muslos
Suave...suave...
Como la palabra con significado propio
Como el silencio dormido
Como las ganas de ser sincero siempre
Como la ingenuidad transparente
Respiro... relajo...
absorbo el universo

No hay comentarios: